Momento de pánico con el WordPress

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

Hace poco viví un nuevo momento de pánico con el WordPress. No exactamente con la propia utilidad sino con el uso que hago de poder editar sus entradas desde programas externos.

Son varias las herramientas disponible para permiten realizar este trabajo. Algunas son de código abierto y otras no. Como yo soy un defensor del modelo de calidad del software libre, pero no un fanático, debo reconocer que en este caso utilizo el Windows Live Writer, que es gratuito y que proporciona casi todo lo que yo necesito para trabajar con WordPress.

Y escribo “casi todo” porque la interacción con algunos complementos (plugins) no es trivial.

El problema

Un buen día el enlace entre el Windows Live Writer y mi blog dejó de funcionar. Así de simple. La herramienta me decía que no era capaz de comunicarse. De hecho el error era algo así como:

Error al intentar conectar con tu servicio de blog.

Respuesta de servidor no válida – La respuesta al método blogger.getUserBlogs recibida desde el servidor de blogs no era válida. Invalid response document returned from XmlRpc server.

Intenta solucionar el problema y, a continuación, inténtalo de nuevo.

En una ventana como la que sigue:

1

Mi error

Como veréis al final, la culpa no fue mía. Pero yo cometí un error imperdonable para alguien con mi experiencia en el mundo del software. Luego volveré sobre esto.

Mis pruebas rutinarias

Hasta ahora, todos los problemas que había tenido con el WordPress habían venido derivados de lo que yo considero un fallo (bug) del mismo:

REGLA 1:

No deben existir espacios, saltos de línea o caracteres antes de <?php (donde comienza el archivo PHP), ni después de ?> (donde acaba el archivo php).

Hay que comprobar TODOS los ficheros PHP que hayamos podido modificar, por si acaso.

Pero esto no es todo. Hay otra cosa que comprobar:

REGLA 2:

Los ficheros PHP deben ser grabados en código UTF-8 sin BOM.

Esto es muy importante, ya que la Marca de Orden de Bytes (BOM, por el inglés Byte Order Mark) supone que se añaden 3 caracteres de valor hexadecimal EF BB BF que serán erróneamente interpretados por WordPress.

Yo utilizo el Notepad++ (que sí es software libre) para editar los ficheros PHP. En el menú “codificación” da la opción de guardar en el formato indicado arriba.

Existe una manera muy sencilla de comprobar que todos nuestros ficheros cumplen esta segunda regla, que es la descrita en El extraño caso de : los problemas de Windows Live Writer al escribir en WordPress (vale la pena leerlo entero).

Mis pruebas extraordinarias

Como lo anterior –aunque me permitió pulir algún fallo- no solucionó el problema original, me lié, en parte influenciado por diferentes comentarios que encontré por internet, a modificar el fichero .htaccess, tanto en el directorio raíz como en wp-admin, y a modificar el fichero xmlrpc.php del directorio raíz… Para qué os voy a contar, casi me cargo mi blog.

Menos mal que había cumplido fielmente la

REGLA 0:

Realizar siempre una copia de seguridad antes de modificar.

La solución

Afortunadamente, la cordura se impuso. Como he comentado en este mismo artículo, pese que la culpa no era mía y a que había realizado todas las pruebas del mundo, había cometido un error: había olvidado mi

Máxima del desarrollo software:

Si un programa funciona, tocas algo, y deja de funcionar… lo que has hecho, por inverosímil que parezca, es lo que ha causado el fallo.

Vicente Millán (1992)

Pero no podía ser: lo único excepcional que había hecho en los últimos tiempos había sido introducir un par de estilos con el Style-Tweaker, y que sólo afectaban a mi usuario… no, no podía ser.

Pero lo probé, no se me ocurría nada más. Entré al Style-Tweaker, pasé los estilos (que por otra parte me gustaban, y de hecho siguen funcionando) del “usuario actual” a “todos los usuarios” .

Y dejó de dar problemas. Y hasta ahora. Para tirarse de los pelos.

Para colmo de males, me di cuenta de que no había hecho caso a una de las recomendaciones más usuales en internet para resolver los problemas con WordPress, y que también se incluía en en el artículo antes mencionado. Vendría a ser la

Regla 3

Desactiva todos los plugins y vuelve a activarlos uno a uno hasta que encuentres el que hace fallar al WordPress.

No sé si el problema de lector será exactamente el mismo, pero estoy casi seguro que empleando mi Máxima del desarrollo software no tardará en dar con la solución.

Un saludo.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

Acerca de Vicente Millán

Consultant at DATAEBRO CRM and online education consultant
Esta entrada fue publicada en Educación, Software Libre, Wordpress y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.