El modelo de negocio del software libre

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

No cabe duda de que el sofware libre (iba a escribir “software de fuentes abiertas” antes de leer el estupendo artículo Por qué evitar la expresión “Software de Fuentes Abiertas” de Miguel Vidal) no es algo nuevo. El proyecto GNU arranca en 1983, y no cabe duda que desde entonces ya ha llovido un poquito. Sin embargo durante las últimas semanas se me ha hecho varias veces la pregunta:

– Pero bueno, Vicente, eso del Software Libre qué demonios es..

Bien, a menudo los tecnólogos corremos el riesgo de intentar explicar las cosas como si se las explicáramos a otro tecnólogo, y eso suele conducir a una mezcla de espanto y aburrimiento en la cara de nuestro interlocutor. Y eso es un error siempre, pero cuando se trata de hacer negocios, el error es doble.

Afortunadamente, recordé una interesante analogía que leí hace muchos años en un libro. Lamento no poder recordar en cuál. He rebuscado entre mis viejos libros de informática pero no lo encuentro. Prometo que si lo encuentro volveré y modificaré este artículo. (Si algún lector tiene la referencia, por favor que me la envíe.)

En esa analogía, el ordenador es como una cocina, donde la CPU es el cocinero, y el software son las recetas de cocina. No olvidemos que una buena receta es un conjunto de instrucciones exhaustivas expresadas mediante un registro propio de la tarea que se realiza. Por supuesto, en el mundo de la cocina las expresiones no son tan precisas como en el software (odio cuando ponen eso de “un pellizco de sal” o una “cucharadita de canela”) .

Supongamos entonces que usted crea una receta de helado. Lleva perfeccionándola un montón de años, y por fin está preparada para ser servida en su restaurante. Ahora tiene dos opciones: por una lado, guardar la receta en secreto y servirla a sus comensales para su deleite y para que usted se lucre con la factura que van a pagar sin pensárselo. Con el tiempo, si el helado tiene mucho éxito, podrá usted lanzar su propia marca y venderlo al mundo entero, mejorando la fórmula y los formatos cuando disponga de tiempo para ello.

La otra posibilidad es publicar la fórmula en internet, para que cualquier lector de su blog acceda a ella. Si es tan buenca como parece, mucha gente la utilizará para preparar ese plato tan delicioso e incluso alguno lo utilizará en su restaurante para ganar dinero con ello.

Aparentemente, usted no ganará dinero con su aportación a la comunidad de degustadores de helado. Pero es muy probable que la gente le escriba dándole las gracias por la receta, añadiendo sugerencias, incorporando mejoras y poco a poco se vaya creando una Comunidad alrededor de su receta. Eso le dará a usted fama y no serán pocos los que vayan al restaurante del famoso creador del superhelado para conocerle y degustar sus otros platos.

Puede incluso que usted sea invitado a conferencias por todo el mundo, se le solicite que escriba un best-seller de cocina o se le contrate como formador de cocineros en las mejores escuelas de hostelería de Suiza.

Así es como usted lanzaría un negocio basado en el modelo del software libre: compartiendo su trabajo y creando comunidad alredor de él.

Por último, y aunque ya he reconocido que la analogía no es mía, no está de más reconocer que ya hubo alguien que la utilizó para diferenciar el software libre del software propietario: el gran Richad Stallman.

Stallman explicando qué es el software propietario

Saludos.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Buffer 0 Email -- 0 Flares ×

Acerca de Vicente Millán

Technology and consulting lover
Esta entrada fue publicada en Nuevas Tecnologías, Software Libre, TIC y sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.